Embarazadas

El Cinturón de Seguridad durante el embarazo... 

Es obligatorio? Es seguro? Desde cuándo y hasta cuándo? Es más seguro viajar atrás o adelante? El airbag, lo desconecto?...

Lo tenés que usar!! pero bien colocado!

El uso del cinturón de seguridad durante el embarazo es obligatorio, pero no pasa por un tema netamente legal. Es simplemente para proteger a la futura madre y el hijo por nacer que lleva en su vientre.

Es muy importante que su colocación sea correcta:

  • La banda diagonal debe pasar por la clavícula, entre ambos senos (esternón) y nunca se debe pasar la banda superior debajo del brazo, ni sobre el vientre.
  • La banda inferior que pase por debajo del vientre, sobre los huesos de la cadera, es decir, la cresta ilíaca que es la estructura ósea más fuerte que tenemos en esa región. 

 

Si la embarazada viaja en asientos traseros, siempre se recomienda que utilice los cinturones de seguridad de tres puntos, en general contra las puertas).

La mejor manera de proteger al feto es protegiendo a la futura mamá y la mejor forma de proteger a la futura mamá cuando circula en un vehículo, es colocándose debidamente el cinturón de seguridad.

La Dirección General de Tráfico de España (DGT), afirmó que los hechos de tránsito son la causa de muerte no obstétrica más frecuente en las embarazadas, triplicándose las muertes fetales cuando la embarazada no llevaba el cinturón de seguridad puesto.

 

Preguntas frecuentes:

¿Se puede conducir durante el embarazo?

La mujer embarazada, no está enferma… Simplemente está embarazada. Lógicamente el médico debe ser quien tenga en cada caso particular, la última palabra y esto se debe a que existen trastornos propios del embarazo, cambios en niveles de azúcar de la sangre, modificación en la tensión arterial, alteraciones circulatorias, en la visión, trastornos a nivel digestivo como náuseas, etc.

Los profesionales de la medicina coinciden en dividir la conducción durante el embarazo, en tres trimestres:

En el primero, no se sufren grandes modificaciones desde lo físico, por lo que no es necesario ajustar los mandos del vehículo, pero hay síntomas, propios del embarazo que se hacen presentes mediante trastornos del sueño, náuseas, vómitos, cansancio, etc.
El segundo y tercer trimestre, los cambios físicos se hacen evidentes y es fundamental en esta etapa, que asiento y volante sean reajustados cada vez que sea necesario.

Respecto al último mes de gestación, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) señala que "una mujer embarazada de nueve meses es una persona poco ágil debido a la dimensión de su abdomen, por lo que todos los movimientos, sobre todo delante de un volante, van a ser más lentos, con lo cual va a tener menos posibilidad de maniobra".

¿Cuá es la manera correcta de ajustar el asiento?

La NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration) órgano que regula el tránsito de Estados Unidos, recomienda:

  • Mover el asiento tan atrás como sea posible.
  • Asegurarse de llegar a los pedales cómodamente y sin esfuerzos.
  • Siempre manteniendo 25 Cm. entre el centro del pecho y el volante. A medida que el abdomen crezca durante el embarazo, se deberá ajustar el asiento para mantener ese mínimo de 25 Cm.

 

¿Esxisten cinturones de seguridad diseñados para embarazadas?

SI!!!!

Existen sistemas como BeSafe Pregnant o Emobikids, que con distintas características, cumpliendo con la norma Europea  R16 (criterios de homologación para los cinturones de seguridad), mantienen el cinturón de seguridad de manera segura por debajo del vientre, sin que éste tenga modo de levantarse los últimos son mucho más integrales que los primeros y existen otras marcas. 

En Argentina no se consiguen por problemas de importación.

Si viaja la futura madre en asientos delanteros ¿ Es necesario desconectar el airbag?

El airbag es un complemento del cinturón de seguridad, no lo reemplaza, es más, si no se utiliza correctamente el cinturón de seguridad, ante una desaceleración brusca, el airbag se dispara y puede causar lesiones muy graves e incluso la muerte, tanto de la futura madre, como la fetal.

No se debe desactivar a menos que el médico lo indique, hay que ser cauto y tener en cuenta que para proteger a la embarazada debe estar regulado a la altura del tórax y la cabeza, nunca hacia el abdomen.

En caso que la mujer embarazada conduzca, siempre es recomendable que se coloque a unos 25 cm. del volante, ya que en caso de disparase el
airbag, no va a provocar lesión, pero es importante recordar que este es un complemento del cinturón de seguridad y no el reemplazo del mismo.

¿Qué debe hacer la mujer embarazada si sufre un siniestro vial?

Siempre debe consultar al médico aunque se sienta bien. Debe acudir al especialista, ya que puede no haber pasado nada, o puede, por ejemplo, desprenderse la placenta, tener lesiones internas o desencadenar un parto prematuro.Cabe recordar siempre que el riesgo más grave para el feto, es la muerte materna, ahí radica la importancia que la embarazada utilice correctamente y en todo momento el cinturón de seguridad.

Viaje seguro:

  • Siempre consultá a tu médico y si este te recomienda hacer reposo, consultá si podés circular en vehículo como conductora o incluso como pasajera.
  • Si hacés viajes largos, es recomendable cada 150 Km o cada dos horas de conducción, que pares para ir al baño, caminar, comer… Entre 10 y 15 minutos, independientemente que seas conductora o pasajera, para evitar entre otras cosas que se te hinchen las piernas.
  • En todo momento llevá líquido para evitar la deshidratación y los especialistas aconsejan llevar alimentos ricos en azúcar como caramelos o galletas para combatir una posible hipoglucemia.
  • Mantené una velocidad adecuada, no es solamente por evitar un siniestro vial, sino para evitar movimientos bruscos, que se pueden dar, por ejemplo, al esquivar un simple bache.
  • Como se dijo anteriormente, es recomendable evitar conducir en las últimas semanas del embarazo. Lo ideal es conducir acompañada a partir de la semana 30 de la gestación. Es decir, convertirte en pasajera, siempre manteniendo las recomendaciones antedichas, acomodar el asiento, mantener la distancia de 25 cm con el tablero y en caso de airbag, que no apunte de manera directa al vientre. Siempre con el cinturón de seguridad bien colocado.

 

  • Hablando de todo un poco… ¿Ya tenés el huevito para cuando nazca tu hijo? 



Desarrollado por: Paraguil Comunicaciones