Efecto Submarino

Muchas veces creemos que cuidamos a los niños al colocarles el cinturón de seguridad, pero se puede generar un efecto no deseado si no utilizamos el sistema de retención acorde a su altura y peso.

El efecto submarino o submarinización se produce cuando el cuerpo no está bien sujeto por el cinturón de seguridad, presiona el asiento hacia abajo y comienza a deslizarse debajo de la banda abdominal del cinturón de seguridad. Esta situación puede ser muy riesgosa, sobre todo para los menores.

Por un lado se trata de cumplir con la regla básica: los niños siempre atrás y en el Sistema de Retención, acorde a su altura y peso. Si cumplimos con esta premisa evitaremos el “efecto submarino” que, básicamente, se produce por el uso incorrecto del cinturón.

El cinturón de seguridad, es un elemento que se diseñó para un adulto de 145 a 150 cm. Esto significa que un niño de 120 cm, por ejemplo, no lo va a utilizar de manera efectiva, porque el mismo es "inercial", es decir, que funciona ante el "tirón o chicotazo", si no se produce ese "tirón o chicotazo", el cinturón no se "activa", o sea, no traba, no funciona. Pero, lo que ocurre muchas veces en estos casos es que, por la baja estatura del ocupante, el cinturón queda como estaba y el ocupante pasa por abajo, como si metiésemos algo en una bolsa sin fondo y siguiera de largo... ¡Igual!

Otra de las situaciones de riesgo se plantea cuando los chicos durante un viaje en ruta se "aburren" y dicen "¿puedo dormir?", entonces, el asiento trasero se convierte en una cama... es imposible que el cinturón actúe como corresponde, otra vez, no hay chicotazo, ni tirón...,

La física y sus caprichos ante un vuelco, por ejemplo, harán que el menor salga despedido sin oposición alguna, si tenía puesto el cinturón por debajo del mismo... Este fenómeno de pasar por debajo del cinturón por tenerlo "flojo", colocado de manera incorrecta, o en un ocupante demasiado pequeño que no consigue activarlo, se denomina "Efecto Submarino" o "Submarinización".

Por eso, volvemos al inicio, los chicos hasta los 150 cm (un metro y medio) aproximadamente deben ir con el Sistema de Retención Infantil correspondiente (para los más grandes por ejemplo un "booster"), que adapta el cuerpo del niño al cinturón de seguridad construido para el adulto.

En este video te mostramos cómo se produce el efecto submarino

 

 



Desarrollado por: Paraguil Comunicaciones